Juguetes eróticos para hombres, mucha más variedad de la que crees.

 (6)    0

  sexo

Muchas son las personas que entran a Ludosex con una idea preconcebida errónea, diciendo "es que, para hombres, no hay casi nada ¿no?" Pero es en esa duda donde entro yo, y ataco, rompiendo con esta idea errónea, y explicando que, en realidad, existe tanta variedad de productos como existe para mujeres; sólo que partimos de una educación sexual que nos aporta una visión restringida de la misma. Es decir, que si miramos un poco más allá, descubriremos un sinfín de posibilidades. Si te estás preguntando qué tendrá que ver una cosa con la otra, te animo a que sigas leyendo, a ver si, al final, coincides conmigo o no :)

PLACER MASCULINO

Tenemos tendencia a centrarnos en una única característica de los hombres a nivel sexual: el pene. Lo cierto es que, si bien el pene es, junto a los testículos, el órgano sexual del hombre, si hablamos de sexualidad tendremos que abarcar mucho más que esto. Ya que, como ya hemos hablado en otros posts, la sexualidad no se reduce a los genitales, sino a un conjunto de vivencias, que incluyen la atracción y el erotismo: hacia qué personas nos sentimos atraídos y atraídas, y qué acciones y/o partes de nuestro cuerpo nos dan placer. Dentro de esto último, en el caso de los hombres, el pene es tan sólo una de las partes del cuerpo a través de las cuales obtener placer. A él se le añaden los testículos, los pezones, el ano, la zona perianal, y un sinfín de zonas erógenas, cargadas de receptores sensoriales, cuya estimulación puede otorgar placer: orejas, cuello, muñecas, manos, pies...

Viéndolo así, ¿verdad que se queda corto pensar que sólo podemos aspirar a juguetes que estimulen el pene?

Hemos de desterrar la idea de que, si un hombre es heterosexual, su principal fuente de placer sexual es la estimulación de su pene. La estimulación anal es una parte fundamental del placer masculino, ya que, a través de él, podemos acceder a la próstata, área también conocida como "punto P". ¿Por qué se la ha dotado de un nombre particular, como punto P? Sencillamente, porque es una de las zonas que más placer puede provocar mediante una estimulación adecuada. Dicha estimulación puede realizarse de manera interna (a través del ano), o externa (a través de la estimulación del perineo). Y ello se puede realizar como única estimulación, o en conjunto con la estimulación de otras zonas.

Permitidme que haga hincapié en esto: que un hombre disfrute la penetración anal no significa abolutamente nada más que eso, que disfruta de la penetración anal. Creo que es necesario hacer esta puntualización, ya que como decía antes, la (escasa) educación sexual que hemos recibido a lo largo de nuestra vida, hace que sea casi impensable que un hombre pueda ser penetrado analmente y disfrutar de ello. Pero, ¿sabéis qué? Somos dueños y dueñas de nuestros propios cuerpos, y si a través de él tenemos la posibilidad de explorar y disfrutar de sensaciones maravillosas y enormemente placenteras, ¿por qué no probarlo?

TIPOS DE JUGUETES

Teniendo en cuenta lo anterior, los juguetes para hombres abarcan un amplio rango, según la o las zonas que se quieran estimular, y se nos abre todo un mundo de juguetes.

Si hablamos de la estimulación del pene y testículos, tenemos masajeadores, muñecas hinchables, bombas de succión, y vibradores varios.

Los masajeadores de pene suelen consistir en un tubo, que puede estar cerrado en uno de sus extremos o no, con distintas rugosidades en su interior, que estimularán el pene cuando se introduzca.

Pueden ser masajeadores realísticos: aquellos que tienen alguna forma que imita el cuerpo humano, bien sea la de una vagina, una boca, un ano o unos pechos, como nuestro compacto Muffie; pueden tener vibración, sensaciones de succión y/o de calor, como es el caso de la gran Geisha Premium; o pueden ser discretos y pasar completamente desapercibidos, como es el caso del masajeador recargable Rise. También podemos encontrar los que son descartables, como los famosísimos huevos Tenga.

                              

Las muñecas hinchables, como ya sabréis de posts anteriores, son muñecas de tamaño real, con extremidades y rostro, que nos ofrecen dos o tres orificios penetrables: boca, ano y/o vagina. A diferencia de los masajeadores de pene, que suelen ser compactos y de tamaño pequeño, las muñecas hinchables imitan el tamaño de un cuerpo. De nuevo, pueden ser más o menos realistas, ofreciendo pelo que poder manipular, como nuestra Muñeca Dreamy 3D; o viniendo en sugerentes posturas, como la fabulosa Teresa.

Las bombas de succión son, a la vez, un juguete erótico y un producto terapéutico. Es decir, pueden ser utilizadas para obtener placer, pero también como complemento para permitir obtener una erección, en aquellos casos en los que, por la razón que fuera, no se consigue la erección de manera espontánea. Tenemos desde aquellas básicas, que nos pueden proporcionar un placer extra o un liguero empuje para conseguir la erección, como nuestra Power Pump; hasta aquellas que ofrecen gran precisión, permitiéndonos controlar con exactitud la presión o vacío que estemos ejerciendo, como Redline Pump.

           

Cuando digo "vibradores varios", me refiero a aquellos vibradores que, estén pensados exclusivamente para el pene o no, son lo suficientemente versátiles como para poder ser utilizados cómoda y eficazmente para su estimulación. En este caso, estoy hablando de juguetes como las anillas vibradoras 4U o Classick Smoke, que permiten estimular no sólo el tronco del pene, sino situar la vibración por debajo, estimulando los testículos, o la zona perianal. O bien, el magnífico Victoria, juguete versátil donde los haya, para la estimulación de cualquier persona, en solitario o en pareja. O, también, el Phoenix, que permite "abrazar" el pene entre sus dos "pétalos", estimulándolo con dos potentísimos motores. O, por qué no, My Magic Wand, que no sólo puede dar un masaje corporal increíble, sino que también puede hacer ver las estrellas con un grandioso masaje de testículos, o de perineo.

                               

Siguiendo esta línea, si hablamos de estimulación perianal o anal, contamos con plugs, dildos, masajeadores prostáticos y, una vez más, vibradores varios.

En la categoría de "vibradores varios" entraría también el My Magic Wand, y si encima le añadimos su acople para punto G (que sirve exactamente igual para el punto P, claro), ya ni te digo. Pero también estaríamos hablando de otros vibradores, como el You Got The Luv, de Rocks Off, el cual nos ofrece un mango de lo más ergonómico que hará más cómodo alcanzar ciertas zonas, como, precisamente, la perianal.

Al hablar de masajeadores prostáticos, siempre me gusta señalar la diferencia entre éstos y los masajeadores del punto G, ya que, en forma, pueden ser muy parecidos y llegar a confundirse. Los masajeadores prostáticos suelen tener una curva más abierta que la de los masajeadores del punto G, es decir, un ángulo más abierto. Así mismo, los prostáticos siempre, SIEMPRE, tienen una parte que hace de tope, como cualquier otro juguete anal.

                

                      Prostático                                                               Punto G

En cualquier caso, dentro de los prostáticos tenemos una amplia variedad de tamaños y longitudes. Desde el compacto Quest, ideal para una estimulación suave y/o para aquellas personas que se inician en este tipo de juguetes; hasta el grandioso Bad Boy, preparado para inundar tu cuerpo de sensaciones, masajeando la próstata y el perineo, a la vez que estimula el ano con su gran tamaño y su forma de bolas.

                                

En cuanto a plugs y dildos aptos para zona anal, nadie dijo que fueran exclusivamente para uso femenino... Las joyas anales y los plugs con cola son una opción de lo más divertida y sexy para la estimulación anal; o los plugs con bolita interior, ideales para fortalecer el suelo pélvico, pero también para estimular y provocar sensaciones enormemente placenteras con cada paso que se de. Y ¿qué decir de los dildos? Gracias a ellos tenemos un amplísimo abanico de tamaños, para disfrutar de diferentes sensaciones, jugando incluso con el realismo.

         

Por último, al hablar de estimulación de pezones y otras zonas erógenas, la imaginación ha de tomar poder. Existe gran cantidad de pinzas para pezones, que varían en su tamaño y/o en la fuerza que pueden aplicar a la hora de utilizarlas, así como pinzas con vibración, o succionadores de pezones. Por otra parte, ciertos complementos como las plumas, también son una excelente idea para explorar las diferentes sensaciones que nos pueden proporcionar las zonas erógenas, o los mini látigos de goma, con los cuales podemos ofrecer una gama de sensaciones que van desde el cosquilleo hasta el dolor leve...

       

ESTIGMA POR USAR JUGUETES.

Sí, lamentablemente, aún hoy, los hombres son estigmatizados por recurrir a los juguetes eróticos. Este estigma tiene que ver con la idea de que los hombres son depravados, y tienen un apetito sexual incontrolable que sólo pueden satisfacer si recurren a la juguetería erótica. Es precisamente esa idea interiorizada la que, en muchos casos, impide acercarse a este maravilloso mundo.

Pero, ¡no hay nada más lejos de la realidad! La juguetería erótica está a nuestro alcance y disposición, precisamente porque explorar la sexualidad de manera sana es un derecho humano, y querer hacerlo a través de los diferentes juguetes existentes no tiene nada de malo. Por el contrario, hay muchas sensaciones que no podríamos experimentar, si no fuera gracias a los juguetes eróticos. Así que ya va siendo hora de verlos como el enemigo, o como algo vergonzoso a lo que recurrir. ¡Alegrémonos de que existan, y de que nos permitan explorar nuestro cuerpo de todas las maneras que nos generen curiosidad!

LUDOSEX

En Ludosex sabemos que el placer no tiene límites, y por eso queremos ayudarte a poder explorarlo con aquellos juguetes que más se adecúen a lo que estés buscando.

Anímate a pasar por nuestras tiendas, tanto online como físicas, para descubrir la enorme cantidad de juguetes que tenemos disponibles para ti. ¡Te esperamos!

By Julieta.

 (6)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha
Accept

Este sitio web hace uso de las cookies para mejorar la experiencia de usuario