Inicio

¡Lo más vendido!

¿Sexo con Muñecas Hinchables? Tipos y precios

 (52)    0

  sexo

¿Es verdad que se puede tener sexo con muñecas hinchables? ¿Qué tan realistas son? ¿Cuál es la gracia en ellas? ¿Qué tipos existen? ¿Cuánto suelen costar? Si te has hecho alguna vez alguna de estas preguntas, ¡este es el post para ti! Porque te las resolveré todas (o al menos lo intentaré).


¿QUÉ TIPOS DE MUÑECAS HINCHABLES EXISTEN?


Como su propio nombre indica, las muñecas hinchables o inflables son, precisamente, muñecas que toman forma cuando se las llena de aire. Generalmente tienen un tamaño real, es decir que, una vez hinchadas, sus brazos, piernas, torso y cabeza, adquieren unas dimensiones equiparables a las de una persona en cuanto a longitud. No obstante, también podemos encontrar muñecas más pequeñas o más grandes, en función de las características de cada una.
Podríamos decir que, la enorme variedad de muñecas hinchables existente, se puede abarcar atendiendo a seis aspectos: el tamaño de la muñeca; lo realista que pueda ser su cara y/o cabeza; el número de orificios penetrables que presenta; la postura en la que se encuentra; la presencia de ropa interior o no; y la presencia de alguna característica particular, como que tenga pechos extremadamente grandes, o que además de orificios y pechos, tenga un pene ajustable, entre otras.

Muñeca con tetas grandes

Dentro del tamaño de la muñeca, si bien es cierto que suelen tener tamaño real, también las encontramos “extra pequeñas”, generalmente utilizadas para despedidas de soltera/o, por su tamaño manejable que permitirá ser transportada durante toda la noche sin mayor dificultad; o bien “extra grandes”, representando cuerpos con sobrepeso, o más grandes de lo que suele ser habitual encontrar en una muñeca hinchable.

Muñeca gorda Betty

Mini muñeca hinchable

En cuanto al realismo de sus caras y/o cabezas, podemos encontrar muñecas con menor grado de realismo, que constan de una cara más caricaturizada y sin relieve; o muñecas con caras de mujeres reales, impresas sobre la cabeza. También encontramos muñecas cuya cara presenta cierto relieve, o que incluso tienen una cabeza completamente en 3D, con pelo que poder agarrar e incluso peinar.

Muñeca hinchable rubia

La cantidad de orificios que presenta la muñeca también es otro de los factores a tener en cuenta. La mayoría incluyen tres: ano, vagina y boca; pero algunas presentan únicamente ano y vagina.

La postura en la que se encuentran también es un aspecto importante a la hora de elegir nuestra muñeca hinchable. La mayoría no tienen una postura concreta, sino que están “de pie”, y será el o la usuaria de la muñeca quien la coloque según sus preferencias. No obstante, algunas vienen con una postura fija, como la postura “doggy style”, o incluso con una pierna en el aire, para favorecer una penetración más profunda. Las posturas, sin duda, les añaden un punto extra de chispa y morbo, ¿a que sí?

Muñeca morena

Muñeca hinchable rubia

Algunas muñecas incluyen ropa interior estampada, bien sea de encaje o de red, que sin duda añaden un toque de elegancia y delicadeza a tu acompañante.

Muñeca hinchable negra ALECIA

Muñeca Bangin Bonita Rubia

Todas estas muñecas hinchables suelen presentar una válvula de hinchado, lo suficientemente discreta como para que no interfiera en tu diversión. Así mismo, suelen estar hechas de PVC o vinilo.

Pero, ¡espera! ¿Sabías que también existen muñecos hinchables? Así es, como lo oyes. Nuevamente, muñecos de tamaño real, que imitan un cuerpo típicamente masculino, y que además incluyen un pene hinchable. ¿No es maravilloso?

Muñeco hombre hinchable con pene


¿CUÁLES SON LOS PRECIOS?


Sabiendo que existe una gran variedad de muñecas y muñecos hinchables, cabe esperar que los precios sean igualmente variables. Dejadme deciros que nuestros precios van desde los 9,00€, de nuestra pequeña mini muñeca Rosie, hasta los 69,90€ de nuestra maravillosa muñeca Dreamy 3D, que incluye una cabeza de lo más realista, y vibración. No obstante, la mayoría de las muñecas hinchables de las que disponemos en LudoSex, rondan los 20€.


¿QUÉ MUÑECAS HINCHABLES SE COMPRAN?


Existen dos posibles respuestas a esta pregunta: la corta y la larga. La corta es la más intuitiva, y realmente la que menos me gusta: todas se compran. La larga, en cambio, es la que más disfruto explicando: todas las muñecas se compran, pero como ocurre con cualquier otro juguete, lo importante es encontrar la muñeca ideal para ti. Y para encontrarla, habrá que revisar una serie de cuestiones: para quién es, es decir, si se trata de un regalo para alguien, o si es para tí; para qué la quieres, es decir, si pretende ser un juguete de utilidad, o un complemento que añadir a una fiesta; y cuáles son tus preferencias. En función de estas cuestiones, la gente comprará unas muñecas u otras.

¿Qué me dices que la muñeca es para tí, y que tienes un gran fetiche con la lencería? Pues, quizá una muñeca con lencería estampada sería una buena idea; o quizás una muñeca desnuda a la que poder ponerle lencería... (Por cierto, si no tienes muy claro qué es eso del fetichismo, te recomiendo que eches un vistazo a nuestros posts anteriores, para aclararte un poco el tema).
¿Que me dices que te gustaría una muñeca con la que practicar algunas ataduras de bondage o shibari? Pues quizá para tí fuera ideal una muñeca con pechos voluminosos, donde las cuerdas no se deslicen sin querer... En una postura “de pie”, e incluso con algo de pelo, para aprovecharlo también en tus aventuras.
Por el contrario, ¿me dices que para tí es fundamental que la muñeca en cuestión tenga orificio en la boca, porque el sexo oral te atrae sobremanera? Pues entonces aquellas muñecas con 3 orificios serán las ideales para ti...
Existe una única cuestión que sí es, o debería ser, universal para todas las muñecas, y en la que todas las personas debemos coincidir a la hora de elegirlas: que no tenga ftalatos entre sus componentes. Compres la muñeca que compres, y esto se aplica a cualquier otro juguete erótico, debe ser libres de ftalatos. ¿Esto qué significa? Que en la caja de dichos juguetes ha de especificar que no tiene ftalatos entre sus componentes. Y, ¿qué son los ftalatos? Sustancias químicas que se utilizan para reblandecer ciertos plásticos o vinilos, y hacerlos más flexibles y moldeables, y que son altamente nocivas para la salud humana. Por ello es fundamental asegurarnos adquirir el juguete, o en este caso la muñeca hinchable, adecuada: siempre libre de ftalatos.


LUDOSEX


Como ves, lo importante es encontrar la muñeca perfecta, o perfectas, para ti. Aunque claro, los gustos van cambiando, y a lo mejor te apetece probarlo todo... Pues, ¡no sufras! Con la gran variedad de muñecas hinchables que te ofrecemos en Ludosex, poco a poco podrás ir satisfaciendo cualquier deseo o curiosidad que te surja. ¡Y libres de ftalatos!

Venga, pásate por nuestras tiendas físicas LudoSex, en el C.C. El Saler, o C.C. Boulevard Austria; o date una vuelta por nuestra tienda online, y podrás comprobar todo esto que te acabo de comentar, así como saciar cualquier otra duda que te surja. Recuerda, ¡estamos aquí para ti! ;D

Avatar JulietaBy Julietta

 (52)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha